pruebas para mujer

Las pruebas que podemos realizar en la mujer vendrán determinadas por el motivo de la consulta, por un lado, y por la información obtenida de su historial médico, por otro. No es lo mismo orientar el estudio de una pareja que consulta por haber tenido varios tratamientos fallidos, por ejemplo, que una mujer sola que desea tener un hijo sin problemas previos de fertilidad.

Antes de cualquier tratamiento, evaluaremos la salud general y reproductiva de la mujer mediante un estudio básico que incluye:

  • Una entrevista detallada en la que recogeremos datos relevantes, como enfermedades previas o hábitos de vida.
  • Análisis de sangre generales y serología.
  • Revisión ginecológica (citología, ecografía ginecológica, control de mama).
  • Valoración de la reserva ovárica: básicamente mediante ecografía (recuento de folículos), y/o determinación en sangre de hormona antimülleriana (AMH).