La respuesta rápida es sencilla, porque NO HAY NINGUNA DIFERENCIA entre un embarazo por reproducción asistida y un embarazo natural. Como explicamos siempre en nuestra clínica de FIV de Madrid, el proceso suele transcurrir de la misma manera en ambos casos, y las fechas a tener en cuenta son también las mismas.

Tampoco existe un mayor riesgo de aborto cuando la concepción se ha producido por reproducción asistida, y por supuesto, no aumentan las posibilidades de malformaciones o alteraciones genéticas. Así que, en este sentido, podemos estar completamente tranquilas.

La edad sí es un factor de riesgo

La razón que hay detrás de que muchos de estos embarazos se sigan cuidadosamente por parte de los profesionales, es que se producen a edades avanzadas. Por tanto, éste si es un factor a tener en cuenta, pues superados los 40 años existe un riesgo mayor de diabetes gestacional o hipertensión.

La fecundación in vitro y los embarazos múltiples.

Es en los procesos de fecundación in vitro (no de reproducción asistida sin extracción de óvulos de la mujer), cuando aumentan las probabilidades de que el embarazo sea múltiple.

Estos embarazos sí conllevan mayores riesgos durante el proceso por su propia naturaleza y se consideran automáticamente embarazos de riesgo, pues existe en ellos una mayor tendencia a desarrollar retrasos en el crecimiento del feto, aumentan las posibilidades de muerte intrauterina, de parto prematuro, de diabetes gestacional o incluso de preeclampsia. Aunque manteniendo un seguimiento adecuado, lo normal es que el embarazo transcurra sin ningún problema.

¿Es necesario realizar una amniocentesis?

No necesariamente, aunque dependerá en buena medida de la edad de la mujer, o, en su caso, de la receptora de los óvulos. La amniocentesis es una prueba que se realiza para comprobar que no existen anomalías en el feto. Y el hecho que el embarazo se haya producido mediante un proceso de reproducción asistida no influye en esta posibilidad. Por eso sólo en Reprofiv se realizará la prueba cuando el resultado del Triple Test esté alterado.

En conclusión, todos los consejos que se ofrecen para un embarazo natural son los mismos que debe tener en cuenta cualquier embarazada por reproducción asistida y sólo la edad o el desarrollar un embarazo múltiple debe mantenernos alerta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *