Cualquier cambio en nuestra vida nos afecta psicológicamente. Cuando se trata de uno tan grande como tener un hijo las dudas, temores y miedos que pueden surgir son numerosas, y tienden a aparecer frecuentemente. Y cuando no se consigue mediante los métodos tradicionales todos esos sentimientos se magnifican. En Reprofiv.com hemos ayudado a muchísimas personas que trataban de cumplir su sueño de ser padres. Y aunque todos los casos son diferentes, tenemos claro que el apoyo emocional es fundamental para conseguirlo.

En este sentido, la comunicación se convierte en una pieza imprescindible del complejo puzzle que puede ser un tratamiento de reproducción asistida. Los futuros padres han de prepararse para pasar por distintas situaciones y estar listos para superarlas del mejor modo posible.

Frustración y culpa

Hay que tener en cuenta que cuando se recurre a una clínica como Reprofiv es porque tras varios meses de intentos de lograr un embarazo no acaban de conseguirlo. En esta situación la frustración es el sentimiento más común y habitual. Uno que pronto se combina con la culpa por no ser válido o capaz para tener un hijo.

Son sentimientos equivocados, pero que se presentan en nuestra mente de la forma más natural e insistente. De ahí que sea importante externalizarlos. Resulta fundamental compartirlos con tu pareja, no en vano se trata de un proceso que habéis de afrontar juntos y en que es importante saber en cada momento cómo se siente la otra parte.

Todo lo relacionado con la decisión de ser padre es un proceso íntimo que afecta a la pareja o, a la mujer en caso de que quiera ser madre soltera. Sin embargo, para afrontar el proceso de ser padre mediante un tratamiento de reproducción asistida es importante contar con un entorno seguro que te proporcione apoyo.

Esto bien pueden ser la familia o los amigos. Y, en caso de que no sea suficiente, lo mejor es recurrir a la ayuda de un profesional, que te guiará durante el tratamiento de reproducción asistida enseñándote cómo afrontar las diferentes situaciones y momentos por los que pasarás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *