Quieres quedarte embarazada pero a pesar de que llevas tiempo intentándolo no lo consigues. Seguro que has empezado a mirar clínicas fertilidad en Madrid y al leer sobre tratamientos de reproducción asistida puede que no tengas muy claro qué es en lo que consiste. Mejor dicho, qué es lo que se incluye en esta expresión tan general.

Combinación de técnicas biomédicas

El tratamiento de reproducción asistida es aquel que permite, mediante técnicas biomédicas, la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide dando lugar a un embarazo de éxito. Sin embargo, cuando en las clínicas nos referimos a él no nos centramos sólo en el momento de la fecundación.

Cuando acudís a Reprofiv para conseguir tener un hijo iniciamos un proceso global cuyo objetivo es ese, que seas madre. Por esa razón todo lo que permita avanzar hacia esa meta forma parte del tratamiento que te ofrecemos.

Ahí se incluyen las diversas pruebas y tratamientos que se hacen necesarios para conseguir la fecundación, así como todo lo que vendrá a posteriori. Sin olvidarnos tampoco del asesoramiento antes y durante el proceso y el acompañamiento, que siempre resulta tan importante.

En este sentido podemos elaborar un listado de todo lo que engloba el tratamiento de reproducción asistida, pero no es un procedimiento estándar. En función de las características de tu caso (parejas con problemas de fertilidad, método ROPA, madre soltera, enfermedades de los progenitores …) necesitarás unas u otras cosas. Todas ellas están incluidas en el tratamiento.

Tras acudir a la primera consulta y conocer en detalle tu caso pasamos a interesarnos por tu historial médico. Conocerlo, así como los hábitos de vida de la pareja es fundamental para, a partir de ahí, pautar una serie de pruebas que nos permitan saber más sobre cómo ayudaros a ser padres.

La estimulación hormonal y la vitrificación de óvulos como pasos previos a la inseminación artificial o la fecundación in vitro son otras de las fases del tratamiento y de las más importantes para conseguir tu objetivo. Sin olvidarnos del apoyo psicológico, que no sólo te ayudará a afrontar el proceso, sino que también influirá positivamente en el mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *