La ecografía 3D es la técnica que nos permite ver al feto en tres dimensiones

Gracias a una reconstrucción de la imagen que se realiza a partir de múltiples imágenes en dos dimensiones

Al añadir el tiempo, obtenemos la imagen en 4D que nos permite ver al feto con sus movimientos a tiempo real. Veremos así hermosas imágenes de su cara  en las que se pueden apreciar sus rasgos, expresiones y movimientos. Confirmaremos también el sexo del bebé visualizándolo con la misma técnica tridimensional.

  • La exploración incluye además una ecografía en dos dimensiones (o ecografía tradicional), realizando una biometría fetal que nos proporciona una estimación del peso del feto.
  • Contamos con un ecógrafo de alta gama, referente en el campo de la ecografía tridimensional, así como con un médico ginecólogo especialista para su realización.
  • Al finalizar, se entregará un DVD con la grabación de toda la sesión, varias fotos impresas en papel a color, así como un informe.
  • Si bien la ecografía es posible realizarla en cualquier momento del embarazo, las semanas óptimas para su ejecución son entre la 26 y la 30 semanas.
  • Si la posición del feto impidiera la realización de la ecografía, volveremos a realizarla sin coste adicional alguno.